Noticias

MML construye en Av. Javier Prado mejores rampas para discapacitados que sirven además de reductores de velocidad

Modernos dispositivos que sirven tanto como rampas para personas discapacitadas, coches de bebés y cualquier medio de transporte menor, además de como un reductor de velocidad para los vehículos que cruzan intersecciones viales, viene instalando la Municipalidad de Lima en diversos cruces de la Av. Javier Prado, como parte de la obra de ampliación a cuatro carriles que ejecuta en un tramo de la mencionada arteria.

Se trata de los dispositivos reductores de velocidad tipo Camellón con los que el municipio reemplaza a las antiguas rampas que antes existían en los martillos de al menos 10 intersecciones de la Av. Javier Prado, entre la Vía Expresa del Paseo de la República y el Jr. Francisco Masías, en San Isidro. 

“Un camellón es más beneficioso que una rampa porque es más ancho y tiene el poder de obligar al conductor de un vehículo a disminuir la velocidad antes de cruzar una calle. A menudo los automóviles no respetan los cruces peatonales, en cambio ahora ellos estarán obligados a disminuir la velocidad, se detienen y permiten cruzar al peatón”.

Así lo expresó Mario Cubas Romero, ingeniero coordinador de la obra de Javier Prado y aclaró que las rampas para personas que se desplazan en sillas de ruedas no desaparecerán sino que formarán parte de un mejor sistema que tiene una doble función, la de servir de giba para reducir la velocidad de los autos, y a la vez de puente peatonal porque va de vereda a vereda sin ningún obstáculo.

Asimismo, se prevé intervenir en breve en las intersecciones Perricholi – Javier Prado y Toledo – Javier Prado, donde el tiempo que dure la construcción se volverá a acondicionar provisionalmente rampas de madera. “Pedimos a la ciudadanía que respete esta propiedad, lamentablemente en los últimos días muchas de estas rampas han sido hurtadas por gente inescrupulosa”, dijo.