Noticias

Alcalde Muñoz entregó avenida San Juan de Dios en Puente Piedra

  • Burgomaestre mencionó que la infraestructura favorecerá a vecinos y transportistas que circulan entre los distritos de Puente Piedra y Carabayllo.
  • Los trabajos comprenden la implementación de seguridad para el transporte y la respectiva habilitación de áreas verdes.

Como parte del compromiso con los vecinos del cono norte de la capital, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, entregó la nueva avenida San Juan de Dios que favorecerá a más de 400 mil vecinos que transitan por los distritos de Puente Piedra y Carabayllo, en el cono norte.

“Esta obra mejorará la transitabilidad, conectividad y el desplazamiento peatonal, logrando mayor fluidez y obteniendo un beneficio social importante, así como brindar comodidad y seguridad ayudando al ornato de la localidad”, comentó el burgomaestre metropolitano.

Con un financiamiento superior a los S/ 14 millones (el monto de la obra fue más de S/ 9  millones), la arteria luce una doble vía de 2 carriles en ambos sentidos, desde la Panamericana Norte hasta la av. Los Eucaliptos. Durante el tiempo que duró su pavimentación se colocó 42,233 m2 de asfalto de 4 pulgadas de espesor y 4,119 m2 de concreto para las veredas.

Es así que tras el término de los trabajos, la av. San Juan de Dios ostenta hoy dos calzadas de 7.20 m cada una con una berma central de 7 m de ancho y sobre la que se asientan 16,000 m2 de grass, elemento que contribuye a la promoción de las áreas verdes a lo largo de la infraestructura vial.

Para ofrecer mayor seguridad a los peatones y al transporte motorizado que recorrerán la citada vía interdistrital, se procedió a la señalización horizontal sobre un área de 10,554m2, además de la instalación de 48 señales preventivas cuya función informativa será reforzada con 6 reductores de velocidad que ya han sido implementados.

Como bien lo resaltó el alcalde Muñoz durante su entrega a la ciudad, la obra forma parte del plan para mejorar las vías de tránsito con el ánimo de hacer de la ciudad un espacio mucho más amigable, con mejores y modernas vías de circulación para los transeúntes y los vehículos, tanto el de transporte público como el privado.